Con el ánimo de crear una cultura financiera básica, vamos a dar unos datos importantes para evitar “tentaciones”.

Llegan regularmente a nuestros oidos comentarios de personas que invierten en divisas. (Curiosamente son personas sin ninguna formación a nivel financiero)

Este mercado se denomina FOREX, y es el mercado de inversión con más volumen de inversión en el mundo. (Vamos, donde se mueve más pasta).
Es donde más dinero se puede ganar, pero también es donde más dinero se puede perder, así que hay que tener en cuenta unas reglas básicas, aplicables incluso a otro tipo de inversiones.

Si decides invertir tu dinero:
– Deberías verificar que la empresa esté registrada en cualquier país que no sea paraíso fiscal (Panamá, Belice, etc)
– Si es el caso de España, que esté registrada en la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Este punto es importante porque a pesar de que conozcas al dueño de la empresa hace  años el hipotético cierre de la empresa el día de mañana no dependería de la honestidad de él (Que se le presupone) sino de organismos reguladores como CNMV o Banco de España (Ya han cerrado otras empresas de gente honrada pero sin permisos para operar en España)
– Es necesario que el ingreso se haga a través de una cuenta de España, para que quede constancia en Hacienda y no se pueda interpretar como evasión de divisas, que es así a partir de cierta cantidad.
– Lo que debe dar miedo es meter esa cantidad de dinero en cualquier empresa de esas que se basa en dar un rendimiento al dinero por la simple progresión geométrica de incorporación de “inversores” en la base. (Lo que pasa es que no te enteras hasta que es demasiado tarde).
En este caso mientras la mayoría no saquen el dinero no ocurre nada, y mientras tanto no ven el dinero si no que ven un simple “apunte en cuenta” que no corresponde con el dinero real que tiene la empresa como garantía. La avaricia de ver cada vez la “pelota” más gorda, hace el resto. (En España es obligatorio tener un fondo de garantía de depósitos (Así se llama) de 20.000€ por cliente. De ahí la importancia de que estén registradas correctamente en los organismos reguladores.

Como en algunos comentarios:
¿El 20% es garantizado? ¡¡¡DIOS MIO!!! 10, 12 y 20% garantizados al mes!!!!. Un simple ejemplo, sin ser FOREX lo tenemos en AFINSA, FORUM FILATÉLICO y ARTE & NATURALEZA, empresas intervenidas en su momento, por no ser entidades financieras y dar rendimientos garantizados “altos” (Y solo era un 6%) Se basaban en dar rendimientos basados en la incorporación de nuevos inversores, como comentaba anteriormente.

Un ejemplo más cercano lo tenemos en la pirámide de Madoff, que garantizaba rendimientos del 12% al año. Curiosamente es la rentabilidad MEDIA que da una inversión diversificada a largo plazo, pero NUNCA SE PUEDE GARANTIZAR.

La última de estas empresas que ha llegado a mis oidos es una que ha dado una rentabilidad del 199,86% el 2008 y del 29,78% en 2009. Sinceramente, con esas rentabilidades yo me anunciaría en el diario EXPANSIÓN para conseguir clientes, y no estaría enviando PowerPoints a los contactos de hotmail…jejeje
Además, suele ocurrir que estas empresas no tienen ningún mes de pérdidas y el rendimiento es realmente espectacular.

No me queda más que felicitar a estas “empresas” y preguntarme porqué sus gestores no trabajan para el Santander, Bank of America, RBS, Citigroup o cualquier banco importante.

Si se dan las condiciones de “seguridad”, QUE NO GARANTÍA, podemos pensar en invertir nuestro dinero, pero teniendo en cuenta otras reglas BÁSICAS para una buena planificación financiera.

Las reglas básicas para invertir:

– Saber para cuando necesitas el dinero.
– Tener un fondo de emergencia, antes de invertir ni un euro.
– Prever un fondo para posibles objetivos intermedios.
– Invertir a largo plazo (Tendrás la “certeza razonable” de que no hay crisis eternas
– Diversificar para minimizar riesgos. Como ejemplo puedo decir que el gobierno de Noruega invierte sus fondos de reserva de las pensiones (Es España dirían que están locos) en un fondo de inversión diversificado en más de 7000 empresas, en muchos países y sectores.
– Hacer aportaciones periódicas (Eso es tener un plan) para aprovecharse de las caídas de los mercados, lo cual históricamente también te da la seguridad de que ocurrirá.
– Reducir tu exposición al riesgo a medida que te acercas a tu edad objetivo.

Todo esto me lleva a recordar que España es el país del “pelotazo”, Y ASI NOS VA. Antes invertíamos como borregos en pisos (Como dice un amigo mío: la primera en la frente), ahora en FOREX…¿Y mañana?

Os recomiendo que habléis con alguien que esté preparado para haceros un buen plan a medida, basado en vuestras necesidades y expectativas, porque como escuché en cierta ocasión: “La gente no planifica fracasar, fracasa por no planificar”.

No dudéis en preguntar si tenéis cualquier duda, estaremos gustosos de ayudaros, desde un punto de vista basado en la información y no en la opinión.

 

He encontrado, como curiosidad, un artículo que me parece interesante analizarlo en perspectiva:

El otro día recibí un correo basura -uno de tantos- pero que me llamó la atención por lo atrevido de sus promesas. Y no se trataba de un milagroso alargamiento de parte de mi anatomía, malpensados…, no. Esto eran promesas financieras: Nada menos que un supuesto “banco” en los EE.UU. que me ofrece un depósito a plazo a 6 meses con un tipo de interés del 1,4% diario. ¿demasiado bonito para ser verdad? Buf, no os imagináis hasta qué nivel de absurdo llega lo de estos individuos. Me puse con un amigo mío a hacer unas cuentas y la verdad es que tenía mucha gracia:

Lo primero que voy a hacer es suponer que esos intereses los puedo volver a meter en la cuenta al día siguiente de obtenerlos, para así ganar intereses sobre los intereses, lo que se llama interés compuesto. Si meto inicialmente digamos que 1.000 €, ¿Cuánto voy a tardar en duplicarlos? Pues para saberlo usamos la fórmula del interés compuesto Cf =Ci x (1+i)n con una calculadora, o más fácil todavía, como explica mi amigo Jaizki, con la regla del 72: divides 72 por el tipo de interés, en este caso diario, y te salen el número de días necesarios para duplicar el importe inicial.

Así que sale que se duplica en 50 días aproximadamente.

En 50 días tienes 2000€, y cada 50 días se te vuelve a duplicar.

Y aquí es donde la cosa se va poniendo interesante: Vamos, que si quieres probar, no tienes más que meter 1000 euracos a ver que pasa.

En menos de un año, se te duplica el dinero 7 veces (7 x 50 días = 350 días, algo menos de 1 año). O sea que tienes:
a los 50 días, 2.000€
a los 100, 4.000€
a los 150, 8.000€
a los 200, 16.000€
a los 250, 32.000€
a los 300, 64.000€
a los 350, 128.000€

Sólo ha pasado un año y sin dar ni golpe ya tienes para un piso en una ciudad pequeña, pero no en Barcelona o Madrid, que están los precios por las nubes, así que seguimos:

Al final del segundo año (echa cuentas: duplica el importe inicial 7 veces) tienes 16.384.000€, ya te puedes comprar un bloque entero en el Paseo de Gracia o en la Castellana. Pero no nos dejemos deslumbrar, que hay que ser perseverante en los negocios, así que seguimos, duplicando 7 veces cada año:
El tercer año tienes dos mil millones de euros. Medio Madrid o media Barcelona te puedes comprar ya.
El cuarto año tienes un cuarto de Billón, con B, de euros. Ríete tú de los constructores e inmobiliarias, unos aficionadillos en esto de ganar pasta.
El quinto año tu riqueza es mayor que el PIB europeo. Y los billetes de 500€ llevarán tu retrato.
El sexto año, pues no sé… eres el amo del mundo. (No te olvides de los amigos, eh)

Podríamos haber titulado el artículo “La fórmula para dominar el mundo”.

 

Fuente: http://blog.lapelaeslapela.com/2007/07/la-frmula-del-inters-compuesto.html

Salu2

 

Anuncios