…deberíamos saber de donde venimos, o al menos donde estamos.

Hola a todos de nuevo.
Hoy quiero hablar sobre el “sistema”. Todo ese engranaje de herramientas que hacen que un negocio como el nuestro sea sencillo (no he dicho fácil).
El llamado “sistema”, como oí decir alguna vez a alguien, es el equivalente a las asignaturas de una carrera universitaria. No puedo pensar aprobar la carrera asistiendo solo a las clases de unas materias. Puede ser que no me gusten las matemáticas, pero elementos aprendidos y desarrollados en ellas serán necesarios para llevar adelante otros temas en otras asignaturas.
En nuestra empresa pasa lo mismo (quiero pensar que en las demás también): no se puede pretender tener éxito en Bárymont aprovechando solo nuestras materias “preferidas”. Frases como “yo asisto a una formación teórica, pero solo cuando el conferenciante es ese o aquel, que me “llega” más…”asistiré a este congreso que me pilla más cerca de casa”…”este CD no me gusta por el título”, no sé si escucharlo…¡¡¡No se puede tener éxito en algo cuando nos saltamos varias partes del “todo”!!!.
Sabemos que siendo el nuestro un sistema franquiciado, no hay más que seguir los pasos de quien ya ha pasado por los caminos que nosotros todavía no hemos pisado. Recuerda: ¡¡es mucho más fácil copiar que inventar!!.
Bien, pues resulta que las personas que tienen mayores facturaciones en la empresa, entre otros logros, son las que siguen el sistema a rajatabla:
– No faltan a ninguna formación teórico-práctica.
– Escuchan los CD’s del “curso a distancia” que nos proporciona Sedecomper S.L.U.
– Asisten a los congresos o cualquier actividad que promueve la empresa.
– Leen libros adecuados para su crecimiento personal.
– Hacen uso de las herramientas de las que provee la compañía, en aras de una homogeneización del sistema, alimentado además por la experiencia de la propia red de oficinas.

En definitiva: ¡¡ Asisten a todas las asignaturas !!. Realmente es mucho más fácil así, pero es naturaleza del ser humano ser “creativo” y hacer las cosas a su manera.
Fíjate que si un cliente leyera esto, aún sin trabajar en nuestra empresa, pensaría que esto es así en cualquier empresa, independientemente del ramo.
¿Te imaginas a un obrero de la construcción que usa el casco pero no usa el arnés de seguridad?. No soy un experto, pero no creo que el casco, aún abrochado, amortigüe mucho una caída desde un cuarto piso.
¿Entiendes a qué me refiero?.
Bien, pues este post es para presentaros una nueva herramienta que va a estar a vuestra disposición en pocos días. Se trata de un libro publicado por uno de nuestros directores de franquicia.
Se llama “Finanzas para un tonto” y es una simple guía para el entendimiento de nuestra “cruzada” y de conceptos y casos que nos vamos a encontrar en nuestra tarea diaria de ayuda a los clientes. Es una recopilación de conceptos, experiencias y soluciones basados siempre en datos contrastados.

En pocos días lo empezaremos a recibir en las oficinas, para poder adquirirlo sin gastos de envío.
Después de leer el borrador, os puedo asegurar que será una herramienta que dará dinero al que sepa utilizarla, siendo el libro una parte más del sistema, que aportará todavía más fidelidad de nuestros clientes, por explicar conceptos con ejemplos sencillos de aprender, o que hará reaccionar y tomar las riendas de su economía doméstica a posibles clientes con todavía demasiadas dudas. Tan solo habremos de estar allí para “cambiar lo malo por lo bueno” en cuanto el libro les obligue a hacer algo.

Pero recordad, el libro no será una herramienta más necesaria que otra, no será una herramienta mejor que otra, será una herramienta más para aprobar la carrera que hemos emprendido en Bárymont.
Invirtamos en nuestro futuro, sabiendo primero donde estamos en el presente.

Salu2

Anuncios