Hola de nuevo a todos.

Para los que me conocen (y el que no ya me irá conociendo…) suelo hacer una broma cuando hablo de los bancos. Siempre digo que no todo es malo, ¡¡¡ FABRICAN UNOS BOLÍGRAFOS QUE VAN MUY BIEN !!!

Ahora lo aclaro:
Respeto mucho (y creo que hablo en nombre de cualquiera que trabaje en Bárymont&Asociados) a las personas que trabajan en bancos, cajas o aseguradoras.
Entiendo que tienen unos objetivos que cumplir y que no pueden vender lo que ellos creen que es bueno para los clientes, sino lo que su empresa les dice que deben vender. Otro día discutimos si los empleados tienen claro lo que es bueno para los clientes, sabiendo que yo mismo tengo clientes que son directores de sucursal bancaria, pero…

Respeto a los bancos y aseguradoras como empresa. Con la que está cayendo y siguen ganando dinero. Hay que aplaudirles en su gestión, está claro, pero el problema es la manera de ganar el dinero, UNICAMENTE A COSTA DEL CLIENTE, cuando lo ideal sería ganar A FAVOR DEL CLIENTE, como oí a alguien decir en una ocasión.
JAMÁS he dicho que las entidades financieras engañen a sus clientes, pero siempre he dicho que la omisión de información es una forma “curiosa” de explicar los productos financieros.
Si hace unos días hablábamos de la fiscalidad de los Planes de Pensiones, éste es un claro ejemplo de lo que digo. Se venden como churros porque desgravan en la declaración de la renta, pero solo se explica eso, NUNCA se explica qué se pagará cuando se rescate al jubilarnos.

Ahora, como decía el grupo “La caja de Pandora” en su canción más emblemática: ¡¡UNA DE CAL Y UNA DE ARENA!!

Alguna vez hacen algo bien, y no quiero pensar que hay otros intereses que no sean la buena fe y la aceptación de la realidad económica de las familias.
En un gesto del cual hay que hablar, Banco Santander ha decidido ayudar a las familias que tienen miembros en el paro y tienen hipoteca contratada con ellos.
No es que sea una ayuda tan excepcional como aplazar el pago hasta tener trabajo de nuevo, pero hay que aplaudirle la intención que utiliza como título el diario Expansión: “Santander pide cambios legales para ayudar a los hipotecados con problemas”

El artículo está aquí, para no repetir la explicación, y aquí hay otro, ya que se está haciendo eco de la noticia.

Está claro que mejor estas intenciones (de momento es solo eso) que la idea de poder dejar el piso como pago por la hipoteca (dación de pago). No creo (y en este caso es mi opinión) que no sería una buena solución para nadie. Ni el banco quiere quedarse tu piso (su negocio no es ese) ni las familias quieren quedarse sin vivienda. Al final lo que quiere el banco con estas medidas es que sus clientes sigan pagando la hipoteca, sencillamente.
Y aquí quiero hacer una aclaración al respecto: me encuentro muchas personas que no les gusta (sin utilizar sus calificativos) que el banco haya valorado de más el piso en el momento de la compra y que lo tase hacia abajo a la hora de quedárselo.
Si los informes que la empresa Bárymont presenta es objetivo, también lo debo ser yo en mi respuesta a estas situaciones, y para ello quiero utilizar las palabras del motivador de moda, Emilio Duró, quién recordaba nuestra manera de ser:
He aprobado, me han suspendido.
¿No deberíamos preocuparnos de como funciona el mundo financiero? “Ellos” tienen parte de culpa, pero “nosotros” tenemos parte de responsabilidad.

Ahí dejo eso, para la discusión.

Ah !!! Y ahora ya lo puedes compartir en las redes sociales o enviárselo a tu “cuñao” por correo electrónico, aquí abajo tienes los botones.

Anuncios