Hola a todos

La definición que hace la RAE sobre la crisis es esta:
(Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις).
1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.
2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.
3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.
5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.
6. f. Escasez, carestía.
7. f. Situación dificultosa o complicada.

Lo que yo creo es que no es tanto el significado de la palabra sino la actitud que asumimos ante las dificultades. Es la disposición para aceptarla y la calma para llevar a cabo los cambios necesarios y enderezar el rumbo.
Políticamente no creo que se haya asumido rápidamente ni que se haya tenido la calma necesaria para idear los cambios necesarios, pero la prudencia por ser el blog oficial de la empresa obliga a no hablar de política (una única reseña, autorizada)

La palabra “crisis” en nuestro idioma no necesariamente debe contener una idea negativa. El primero de sus significados más bien se refiere a un punto de inflexión en un asunto o proceso, del que tanto puede resultar algo bueno o algo malo. Quizá lo negativo sea la incertidumbre, que en este caso sí está presente en esta crisis, y eso causa sobre todo, frustración.

En chino, la palabra Crisis tiene el doble significado de “peligro” y “oportunidad”, y me quedo con esta última, para lo que nos interesa.
Ahora vamos a hablar de las consecuencias de esta “situación”. Copio el primer párrafo de este artículo del diario Expansión, que creo que es una verdad como un templo:

Es un tsunami que arrasa profesiones y empleos que hasta ahora estaban vigentes y que no volverán. Cuando las aguas se retiren quedará un mercado sociolaboral en el que habremos de aceptar el hecho de que conservar un puesto para siempre se acabó. Habrá que cambiar el paradigma de depender del sueldo de una empresa y tendremos que generar nuestra propia empleabilidad”

Conclusión: Ante una crisis tenemos dos opciones: o nos atemorizamos y deprimimos al verla de manera pesimista sólo como una señal de peligro fatal, o nos decidimos con optimismo y coraje a sacar el máximo provecho de las oportunidades que tal circunstancia encierra.

Sí que podemos sacar conclusiones sobre esta crisis incluso antes de que haya acabado y es que eso de “un trabajo para toda la vida” se ha acabado. También está claro que la mejor opción que tenemos hoy, que el mercado laboral está, cuanto menos, complicado, es el auto-empleo.
Piensa por un momento, en las ventajas de trabajar para ti:
– Puedes decidir tu horario y tu calendario.
– Puedes decidir tu salario (SÍ, ES ASÍ, todo depende de tu actividad para que los resultados acaben llegando)
– Puedes decidir con quién trabajas

No voy a seguir, pero si puedes influir en la cantidad de tiempo y dinero que ganas, y hacerlo en tu ambiente laboral…¡¡¡DESPIERTA!!!

Solo tienes dos opciones: Continuar con tu vida, y no tendrás derecho a quejarte, o hacer un cambio y aprovechar las circunstancias. Alguien me decía el otro día que hay personas que dicen “todavía tengo 50 años” y otros dicen “es que ya tengo 50 años”. Sólo has de decidir si con tu edad todavía eres “entrenable” y buscar a alguien que ya tenga éxito en la carrera que decidas emprender.
Y hablando de carreras, mi frase es “más vale ser listo que inteligente” y como listo me refiero al que contrata al inteligente (que es el que tiene las tres carreras).

Quiero hacer corto el post para que os leáis este artículo al que hacía referencia más arriba. ¡¡¡ES MUY BUENO!!!  y quiero acabar con un escrito sobre la crisis que corre por internet. Es de Einstein, un “listo” sin carreras.

No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.
ALBERT EINSTEIN

Salu2

Anuncios