Hola a todos.

Hoy os quiero escribir sobre algo que todos sabemos, pero que quizás el nuevo IRPF contribuirá a dejar más claro todavía. Que los pobres son cada día más pobres, y que los ricos son cada día más ricos. Hace años leí “Padre Rico, Padre Pobre, y hoy sigue en mi mesita de noche para ocasionalmente repasar esas líneas que antaño fueron fluorescentes, al marcar párrafos que son una verdadera guía hacia la prosperidad económica. Leí que los que pagan los impuestos son los pobres, y eso no lo entendí entonces, pero ya me dolió, dada mi situación monetaria del momento.

Es cierto que estos nuevos baremos en el cálculo del impuesto hará que, viniendo el rendimiento del mismo lugar, el que tiene más dinero pague más; pero el problema es que el rendimiento no viene del mismo sitio para todos. Los pobres trabajan por dinero, los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos.

A día de hoy puedo dar datos: si ganas un sueldo, puedes pagar hasta un 43% en, por ejemplo, un Plan de Pensiones, que es el instrumento bancario más común entre los precisamente comunes. ¡Ah! Que solo te habían explicado que hoy desgrava…

Si tienes dinero que trabaja para ti, has pasado de pagar entre un 19% de los primeros 6.000€ de beneficio y el 21% a partir de esa cifra, a pagar hoy el 21% a partir de cualquier cantidad, pero aun así, pagarás muchos menos impuestos.

Eso sí, si lo que tú tienes es una SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable) entonces no vas a pagar más que el 1% de los beneficios. Y encima se pueden hacer trampas para crear una historia de estas.

Esto son únicamente unas pinceladas de la situación, no quiero abrumar con datos puesto que internet es sabia si sabes donde buscar. Para el que no quiera o no pueda perder tiempo, aquí os dejo un vínculo donde dan datos exactos, personas que trabajan expresamente en temas fiscales.
Un video, que sin entrar en cuestiones políticas, me ha parecido curioso (todos pensábamos que hacienda siempre existió) http://www.rtve.es/alacarta/videos/te-acuerdas/acuerdas-creacion-del-irpf/1211507/

Lo que quiero decir es que está claro que no podemos hacer milagros, y si hoy lo que toca es trabajar, pues lo haremos a cambio de una nómina, o como autónomos, en todo caso, rendimientos del trabajo es lo que declararemos. Pero lo que no podemos es dejar pasar la oportunidad de en algún momento, tributar solo por el rendimiento de nuestro patrimonio, que siempre será menos dinero el que tendremos que pagar a lo que “supuestamente” SOMOS TODOS.

Hoy tienes la oportunidad de empezar a acumular tu patrimonio para el día de mañana, ya sea con tus 300 euros al mes, con tus 100 euros al mes, o con tus 50 euros al mes, pero con lo que sea que hoy hayas decidido que trabaje para ti hasta el día de mañana.

Ahora sí, te queda algo muy importante, que es convencerte a ti que hoy que has decidido (este año sí) dejar de fumar, vas a dedicar ese dinero a tu futuro, en un plan financiero, que no vamos a discutir si es correcto o no, pero al menos tendrás un plan.

En cuanto a lo de tener un plan correcto, habla con alguien que asesore imparcialmente, que no se mueva por objetivos mensuales y que no quiera venderte el “producto del més”. Así no tendrás que cambiar tu plan demasiado a menudo, sino únicamente revisarlo.

Ah, se me olvidaba una cosa para el que hoy no trabaja y pueda decirme que ya le gustaría pagar impuestos por ese concepto: NO busques trabajo pensando en qué te puede aportar el puesto al que aspiras. Busca trabajo preguntándote QUÉ PUEDES APORTAR TU A LA EMPRESA para la que piensas trabajar, y déjaselo claro al entrevistador. Investiga la empresa, conoce todo lo que puedas de ella, prepárate la entrevista y deja claro como vas a ayudarles a conseguir sus objetivos. Tienes que pensar desde el punto de vista del empresario, que por desgracia hoy tiene demasiada “oferta” entre la que elegir y un aspecto diferenciador como el que te explico puede ser clave para tu contratación. No sigas siendo una persona que hoy va a una entrevista de trabajo preguntando cuánto pagan y cual es el horario.

Y si después de todo no encuentras trabajo por cuenta ajena, estate atento a las oportunidades que pasan por delante para trabajar por tu cuenta. Lo único que debes estar es dispuesto a aprender. Te lo digo porque, CRÉEME, hay muchas oportunidades que están esperando a que las aproveches. Toma responsabilidad y no seas un parado en el paro.

Me despido con una frase célebre y con el deseo de que pagues muchos impuestos por el rendimiento de tu dinero, ya sabes lo que eso significará.

En este mundo, ninguna cosa es cierta salvo la muerte y los impuestos.
Benjamin Franklin (1706-1790) Estadista y científico estadounidense

Salu2

:

Anuncios