Hola a todos.

Aunque la mayoría de los post escritos en este blog, (el cual el lunes día 20 de Febrero cumplió dos añitos), son sobre finanzas personales, y conceptos o productos financieros, hoy vamos a escribir sobre sistemas de distribución, oportunidades laborales, y posibilidades de promoción en las empresas tradicionales.

Hoy por hoy, posiblemente la forma más conocida (y probada) de distribución es la franquicia. Todos hemos ido a comer alguna vez a un “McDonald’s”, hemos entrado a preguntar por un teléfono móvil en una tienda “Yoigo”, o quizás hemos cambiado los pneumáticos de nuestro coche en un taller de la cadena “Midas”.

La franquicia, como oí en una ocasión decir a alguien, es la duplicación de aquello que funciona, lo cual no podía ser más cierto. Si no te gusta la hamburguesa del McDonald’s que hay cerca de tu casa, no intentes ir a otro pensando que la hamburguesa allí te va a gustar. Para bien o para mal, la franquicia se perpetúa en sus formas y su “Know how” en todos sus establecimientos.
¿Puede tener algún fallo? Quizás sí, la rigidez de sus formas, precisamente. Si el que trabaja en los talleres “Midas” cree que hay alguna forma mejor de hacer las cosas, tiene realmente pocas posibilidades de generar un cambio en la manera de trabajar de la red de franquicias. El sistema de trabajo lo impone la central y la nueva franquicia lo debe asumir ya al empezar su actividad.
Mientras tanto, hay sistemas donde el franquiciado puede aportar ideas y soluciones al propio método de trabajo, que, una vez verificada su efectividad por la compañía, es impuesto por ésta a los nuevos franquiciados; y no satisfechos estos sistemas con esa mejora significativa frente al sistema de franquicia tradicional, da además la oportunidad al franquiciado de convertirse en franquiciador, ganando un porcentaje del royaltie pagado a la empresa “madre” por los franquiciados abiertos a través del primero.
Da la posibilidad de que cualquier nuevo franquiciado gane incluso más dinero que al franquicia “mentora”, la cual ayuda lo necesario hasta que su “hijo” funciona solo. En todo caso el sistema es justo.

Un ejemplo de este tipo de franquicia “duplicable” es la empresa Glassinter, la cual tiene un sistema innovador de reparación de las lunas de los vehículos. Me permito copiar el texto al que me refiero: “Glassinter aporta al Franquiciado (Técnico Homologado), Tecnología en Equipos y un Curso de Formación. Además el Franquiciado puede crear su propia red de Subfranquiciados, obteniendo ingresos por este concepto y por la facturación de dicha red”. Lástima que la parte creativa esté limitada por la matriz, la cual ya da el sistema hecho.

Con todo esto, quiero pedir que leáis este artículo sobre unas declaraciones del presidente del BCE diciendo que lo del “trabajo seguro” se acabó. No quiero opinar para no tomar partido, pero en todo caso está claro que algo ha cambiado en las reglas del juego, y hay empresas que sabrán aprovechar la situación frente a otras que acabarán cayendo por no aplicar aquello de “renovarse o morir”.
Está claro que hoy el mercado laboral no está bien, y para aquellos que tienen trabajo, el ser hoy mileurista es un privilegio. Es por eso que cada vez más personas se plantean tener su propio negocio.

Y aquí entra Bárymont & Asociados. Nuestra empresa aplica todo lo expuesto antes dando la posibilidad a cualquier persona con ganas de formarse en la forma de trabajar de la empresa, dando la posibilidad a sus franquiciados de expandir su negocio formando nuevas franquicias, sin limitaciones territoriales en España o Portugal, de momento.
http://www.barymont.com/contacto.html

Frente al muchas veces elevado coste de crear cualquier franquicia tradicional, Bárymont no exige más que cada franquiciado pague su licencia legal para poder operar con productos financieros aplicando el “Método Bárymont”. En contrapartida a la posibilidad de acceder a pagar una franquicia, la empresa tiene un sistema de selección de futuros franquiciados que impide que cualquier persona abra un nuevo punto de venta “para probar”. La empresa cuida su reputación controlando y limitando la entrada según varios criterios.

Excepcionalmente, Bárymont & Asociados S.A., presenta para este año 2012 un ambicioso Plan de Expansión, enfocado a personas que quieran representar a Bárymont & Asociados, S.A. en la dirección de una de sus franquicias. A cambio, la compañía ofrece un sistema de formación previa de 8 meses de duración y, al final de este periodo, si logran alcanzar la posición mencionada, Bárymont les garantiza unos ingresos mínimos de 3.000 € al mes, y la posibilidad de desarrollar una red de franquicias dependiente de cada uno de ellos.
http://www.barymont.com/contacto.html
Este plan de expansión tiene como limitación las 300 nuevas oficinas franquiciadas que Barymont quiere abrir este año. Si la posibilidad no es para ti, no dudes en compartir este texto con cualquiera capaz de afrontar desafíos.

Para acabar, os invito a leer estos dos posts pasados, que quizás abrirán todavía más la mente de los emprendedores que sabemos que tenéis en vuestro interior.
Estructuras obsoletas
Crisis y opciones de trabajo

Salu2

Anuncios